Sábado por la mañana, un cielo hermoso y una temperatura mas que perfecta para estar con total comodidad al aire libre, así fue ese día, nos encontrábamos en las cercanías de Podling al sur de Alemania. Llegamos a ese lugar buscando una explanada con viento suficiente para poder volar unas cometas que recientemente habían comprado unos amigos. En uno de esos momentos donde solo queríamos estar sentados en el pasto y disfrutar del lugar, estaban mis sobrinos charlando de la forma mas amena, no se de que se trataba esa platica entre ellos, quizás intercambiaban ideas sobre lo bien que se la estaban pasando, lo único de lo que estoy seguro es que allí estaba para inmortalizar en imágenes ese vinculo tan especial que los une, el ser hermanos!.